5 razones para no perdonar una infidelidad

La infidelidad es un acto cruel y bochornoso por la que suelen pasan algunas parejas. De hecho, es la principal causa de los divorcios a nivel mundial. Durante este proceso ocurren una serie de emociones de todo tipo, desde tristeza hasta rabia e impotencia. ¿Te han sido infiel alguna vez? En este artículo te mostraremos las 5 razones para no perdonar una infidelidad y empezar a olvidar ese amor que ya no merece nuestra atención.

Corazones

Corazones

Puede traicionarte nuevamente

El descubrir una infidelidad puede ser fácil y difícil a la vez. A algunas parejas les cuesta determinar un comportamiento extraño cuando están con sus amantes. Sin embargo, al perdonar este tipo de acto nadie te asegura que no volverá a ocurrir, con el pasar de los días pueden aumentar las dudas y destruir la seguridad que tienes en ti.

Usualmente, las personas que son infieles suelen repetirlo en varios intervalos, cambiando por lapsos de tiempo sus actitudes pero al final recaen en lo mismo.

Pérdida de la confianza

La confianza es una virtud que se gana mediante hechos y tiempo. Por ende, al quebrantar la misma es muy difícil recuperarla. A menudo, las parejas que perdonan infidelidades suelen sentir celos, inseguridades, pensamientos extraños y sensaciones de que la persona se encuentra con su amante.

Rana enamorada

Rana enamorada

La salud mental es importante para el desenvolvimiento del ser humano. Por esta razón, debes tener en cuenta que pasar los días con miedos y frustraciones hacen mucho mal para el organismo, siendo la confianza un factor muy difícil de recuperar para la persona que te traicionó.

Peleas en reiteradas ocasiones

Al aceptar y perdonar la infidelidad de tu pareja es necesario olvidar todo lo ocurrido. En consecuencia, a las personas se les hace muy complicado el olvidar episodios tan dolorosos y frustrantes. Por lo que, se aprovechan de cualquier motivo para pelear trayendo el tema nuevamente a discusión, convirtiéndose para las dos personas en un amor tóxico y en un círculo vicioso.

Tristeza de amor

Tristeza de amor

Ganas de querer vengarte de tu pareja

Al momento de descubrir una infidelidad lo primero que suele pasar por la mente de las personas traicionadas es vengarse de su pareja. Suele suceder de muchas maneras, desde realizar el mismo acto, perjudicarlos con los integrantes de la familia, afectar su entorno laboral o de estudios e incluso atentar contra sus vidas.

Sin embargo, no es lo más sano que debería realizarse, hay que tener en cuenta que una venganza no es lo más maduro que debe realizarse. La decisión más acertada es vivir tus momentos de dolor e ir superándolo poco a poco de la manera más razonable.

Cojines con la palabra amor

Cojines con la palabra amor

Riesgos de enfermedades de transmisión sexual

Al permitir una infidelidad corremos el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. Ya que, no conocemos con cuantas personas realmente estuvo ni mucho menos si implementó el uso de preservativos. Las principales enfermedades que pueden contraerse por la promiscuidad son la gonorrea, sífilis, virus de papiloma humano y en sus peores casos un VIH o sida.

A manera de cierre, a pesar de existir una alta de probabilidad de que la infidelidad acabe con las relaciones esto dependerá de la manera en la que se hizo y de cada pajera en particular. Hay quienes deciden ofrecer una nueva oportunidad.

Por ende, al momento de aceptar y perdonar una infidelidad la persona debe estar consciente de todas las inseguridades que esta desencadenará.

Se el primero en comentar en "5 razones para no perdonar una infidelidad"

Comentar

Tu email no será publicado


*